momento

SI TÚ NO TE PREMIAS, NADIE LO HARÁ

Posted on Actualizado enn

Quizás otro día, pero hoy no había nada que celebrar

Quizás en otro momento, pero en éste no especialmente

Quizás tropezaste con un castigo que sólo tú te impusiste

y quizás y sólo por ese quizás, no veré las cosas como son, sino que las veré como soy

Y así soy, impulsiva, decidida y dispuesta siempre, a lo que cada día me sorprende

dispuesta a no aceptar premios por castigo

dispuesta a apostar por cada día diferente

dispuesta a disfrutar del momento que se presente

con pasión, con tesón y con temple.

Un placer para los sentidos. Disfrútalo y recuerda que si tú no te premias, no esperes que nadie lo haga en tu lugar.

Hoy camino-NAVAFRÍA, EL CHORRO, PEDRAZA; UNA SUMA DE MOMENTOS

Posted on Actualizado enn

Muy pocas de mis rutas dan una aproximación del sitio.  Las oficinas de Turismo lo harían mejor, sin duda.  La mayoría de ellas son vivencias, momentos que sustentan las fotografías objeto de mi pasión.

La vida es una suma de momentos.  Apenas las 9,30 de la mañana y nadie sabe que ésto va a durar solo un momento.

Un momento en Navafría, otro en la cascada de El Chorro, otro con un excelente cochinillo y otro más en Pedraza.  Una suma de todos ellos que han dado de sí ese momento.

Separada Navafría de El Chorro por solo 5 kms y 5€, comienza la caminata sumido en sus pensamientos como quien afronta una dura marcha.  Apenas unas pocas palabras compartidas y la habrá consumido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Escaleras arriba de El Chorro y encuentra otra perspectiva.  Surge ahí entre el frío cortante a la sombra de los pinos y el calor sofocante a la desnudez de los mismos.  No hay prisa; pregunta, quiere saber; respondo, quiero expresar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un plátano, un escaso trago de agua y un cigarrillo no impiden la jarra de cerveza tan merecida al final de una excursión por corta que sea.

Las experiencias se suceden: intercambio de fotos, opiniones diversas, confesiones mutuas.  Todo, al amparo de un cochinillo y un vino (qué más nos da su procedencia!).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y es entonces cuando camino a Pedraza, una villa medieval confundida en la luz de las velas, comienza el primer capítulo del tema uno.  Ya no hay velas, se apagaron allá por julio pero no son necesarias, brillamos con luz propia. Leer el resto de esta entrada »